Una especialización artistica con maestros prestigiosos, como Anibal Carreño, Felipe Noé, ha sido una de las virtudes con que Mabel Stivaletta se presenta en nuestro medio. 

 

Ella es una artista que puede expresar la realidad pictórica de fuerte impacto visual a traves de un lenguaje que se expresa  con una definición estilistica.

 

En su obra "Se viene la tormenta", demuestra los rasgos plásticos que definen su hacer dentro de la pintura gestual.

 

 

 

El expresionismo abstracto, en sus maximas definiciones, ha manifestado ese estado de alma. 

 

El impetu de la pincelada produce rasgos que incitan a comprender la acción expresiva de la pulsión.

El rasgo que imprime el pincel sobre el campo visual describe una imagen de clara resolución.

Nubarrones, mar, playa, una síntesis de la naturaleza que no se puede pensar, sino percibir.

En esta creación, el color, la materia, y el gesto componen la totalidad manifiesta.

 

La práctica de la pintura para describir un mundo sensible, cuya variabilidad depende de factores existenciales, debe ser una traducción de lo visible y lo invisible- He aqui el mundo donde Mabel Stivaletta puede arrancar las notas graves y profundas de la realidad interior.

Rosa Faccaro

 

Que los imprevistos vaivenes del alma pueden ser fecundas y recompensantes fuentes de inspiración, lo han afirmado ya muchos nombres indelebles en el curso de la Historia del Arte.


A esta respetable escuela pertenece, por su relevante estilo, la presente artista, privilegiada porque ha conseguido expresar todo un mundo de sensaciones y de experiencias anímicas en una sola pintura.

 

Debido al título que la creadora ha dado a su ponderable trabajo, se respira un cristianismo tan profundo como conmovedor, sin que el hecho de pertenecer a la abstracción le haga perder nada de su tan emotivo sentido.

 

Y esto no se debe –sería injusto predecirlo- a que el cuadro haya sido visualmente construido mediante inequívocas y sinceras alusiones al ya multicentenario misterio de la cruz, sino a la manera en que la pintora ha dispuesto esos sacramentales símbolos, que han marcado el devenir de la humanidad, tanto en lo material como en lo espiritual.

 

 

La cruz mayor es la que rige los destinos de sus muy fidelísimos creyentes, entablan un sensible concierto del cotidiano amor a Dios.

 

Llevadas al terreno artístico con fe y con respeto por esta artista, se convierten en lo que real y esencialmente son: símbolos cuya llamativa belleza inunda de alegría y de fundamental esperanza a todos aquellos que se detengan no solo a contemplarlos, sino también a comprenderlos.

César Magrini

 

 

Resuelta dentro de una impronta gestual y de rápida concreción, la técnica mixta "Desnudo avanzando" encierra entre líneas de contorno la imprimación de una piel que poetiza.

 

La creación de una dermis femenina imaginaria sorprende ante la fuerte presencia dada a las extremidades en contraposto, término italiano aplicado a la escultura griega que designa la oposición armónica de las distintas partes del cuerpo.

 

Mabel ofrece una idea de movimiento al apoyar la planta del pie derecho en toda su extensión y dejar el izquierdo en punta. La figura insinúa así, una dualidad presente en el arte de todos los tiempos, como lo demostró Policleto en el Doríforo o Miguel Angel en el David, para citar solo dos ejemplos emblemáticos.

 

La convivencia entre la vida activa y la vida contemplativa es una búsqueda artística que une al ser en todas las eras. No es tampoco casual que el tono más oscuro de la silueta fuera aplicado a la zona uterina: acentúa así, la idea de maternidad.

 

 

Esta es una descarga automática donde la imagen imnagógica sugiere la presencia de un bebé. Lo sanguíneo se manifiesta a través de la técnica del dripping, un encuentro imprevisible con el alimento, un sustento necesario para que la vida y la muerte igualen su posibilidad de ser.

Julio Sapollnik

 

"ESTACION DE BELGRANO" es una composición dominada por el alegre contrapunto que establecen las grandes manchas de colores puros y las expresivas líneas negras que esbozan barreras y señales ferroviarias, todo ello puesto sobre la tela con la misma espontánea y feliz naturalidad que trasuntan los dibujos infantiles, una cualidad aparentemente fácil de imitar, pero cuyo ejercicio solo logra convencer al espectador, cuando nace de un auténtico talante espiritual.

 

Tocada por una visión íntima, que irradia placer y alegría de vivir, la pintura de Mabel Stivaletta nos invita a establecer un correlato con la impresión juguetona, ágil y transparente de un vals vienés o con la legendaria sonata de Vinteuil, imaginada por Proust, aquella melodía aérea y perfumada que ensancho el alma de Swann.

 

Desde el primer impacto visual, los festivos acordes visuales de Stivaletta nos transmiten la sensación de estar embarcados en un mudo carrusel de danzas y risas, que solo puede florecer en el marco de una fiesta protagonizada por invitados tan elocuentes, sugestivos y bien dispuestos como la gama de gallardos rojos, azules, amarillos, naranjas y verdes, reunidos con el único objeto de ensancharnos el alma.

Daniel Pérez

 

 

Mabel Rosario Stivaletta. Creadora de amplia trayectoria, tanto en la docencia como en la producción artística.

 

 

Habitante del mítico y bohemio barrio, integra el grupo de talentosos que nos brindó y nos brinda              
“La Republica de la Boca “.

STIVALETTA sorprende por su habilidad formal y coloristica, transitando con total libertad sus temas predilectos de familia, niñez, recuerdos, ángeles, a través de líneas que acentúan la mancha imprecisa otorgándole forma y sentido.

La línea define y es directriz en sus obras de ropaje, objetos, cuerpos, por enumerar algunos.
En los chorreados, el color es el primer actor vibrante y puro manifestándose en un expresionismo armónico y sensual.

Nuestra artista le imprime a las “formas casuales” magistral contenido haciendo vislumbrar al espectador aquello que emite, como un llamado espiritual.

Apariencias orgánicas en contraste de empaste, plano o modulado. La mancha se trastoca en figuras antropomórficas con toques de romanticismo que se expresan con mínimos pero contundentes recursos, otorgando a los ideales de la artista un mundo de sensibilidad y de comunicación.

Lic. Prof. Martina Pennella

 

Mabel Rosario Stivaletta | Artista plástica | Pintura mabelstivaletta@yahoo.com.ar